Imagen de noche lluviosa desde un coche en la carretera

En caso de lluvia, cuida tus neumáticos

La lluvia ha llegado con fuerza y te recomendamos cuidar el mantenimiento de los neumáticos. Son el único elemento que te conecta a la carretera.

Por lo tanto, si cuidas tus neumáticos, conduces a la velocidad adecuada y evitas una conducción agresiva, conseguirás disfrutar del trayecto.

La velocidad

Imagen del panel de un vehículo que circula a gran velocidad

El exceso de velocidad es un mal compañero de viaje, no importa los neumáticos que utilices. Conduce a la velocidad adecuada y ante una lluvia intensa, quizá tengas que llegar más tarde ese día.

Y de verdad, no tiene ninguna importancia.

Si notas que tu coche comienza a desplazarse en otra dirección y el sonido de la rodadura cambia, levanta el pie ligeramente del acelerador para evitar el deslizamiento.

Neumáticos

El estado de los neumáticos también cuenta.

La profundidad del surco de los neumáticos es crucial a la hora de desalojar el agua en la carretera. Cuanto más profundo sea, mejor trabajarán los neumáticos y más segura será tu conducción.

Y por supuesto, la alineación es determinante en conducción con agua y otros problemas.

Imagen de una rueda y el detalle de los surcos en la superficie de la misma

Lo más importante de todo es enfrentarse a la carretera con el examen preparado; mantenimiento a punto, neumáticos en orden, nervios fuera. Preocúpate solo de llegar bien a tu destino.

¡Lo más importante eres tú!

Share Button

Deja un comentario